lunes, 8 de abril de 2013

problemas de lenguaje



Problemas de lenguaje 


El lenguaje es uno de los procesos mentales humanos más complejos, ya que es a través de éste que los seres humanos podemos comunicar, no sólo experiencias o anécdotas, sino los conocimientos y a través de él aprendemos a leer y a escribir, por lo tanto el papel del lenguaje en el desarrollo del ser humano juega un papel fundamental.


Los problemas del lenguaje se caracterizan por la dificultad para adquirir y usar el lenguaje hablado, escrito o leído. En los niños suelen ser debidos a problemas congénitos o infecciones. En algunas ocasiones, también se debe  a abusos o maltratos, los cuales desarrollan problemas del lenguaje.

Un entorno familiar armonioso favorece un desarrollo normal del lenguaje.


El lenguaje, como cualquier proceso mental, se va desarrollando conforme vamos creciendo y madurando, de esta manera no esperamos que un niño pequeño hable igual que un adulto, existen diferencias en cuanto a estructuración de frases, pronunciación de fonemas y abstracción de las palabras. Así, en el lenguaje, como en cualquiera de las áreas de desarrollo, podemos encontrar alteraciones y/o fallas que de ser detectadas por los padres o los maestros deben ser atendidas inmediatamente.

Los principales síntomas presentados son:
1.      Dificultad en hablar y comprender el lenguaje hablado
2.      Gramática pobre y vocabulario limitado
3.      Dificultad en leer y escribir
4.       Emisión de ruidos compulsivos

Los problemas más comunes con los que se suelen encontrar los doctores son:
·         Dislalia. Está afectada la pronunciación de uno o varios sonidos concretos del habla, sin que haya ningún daño anatómico ni en el sistema nervioso central.
·         Disglosia. Es un trastorno de la articulación de los fonemas debido a una alteración orgánica: puede ser que el labio no aparezca cerrado del todo, que haya un frenillo lingual, que el cielo del paladar aparezca dañado...
·         Disfemia o tartamudez. Se ven alteradas la fluidez verbal y el ritmo.
·         Disfonía. Se altera la voz en su tono, timbre o intensidad.
·         Retraso en la lecto-escritura.
·         Trastornos específicos del lenguaje. Se caracteriza por una gran dificultad en su adquisición. Esos problemas pueden ser de expresión o de comprensión.

La mejor medida que podemos tener en los niños es la prevención de estos problemas o su rápido tratamiento. Para ello debemos:
  1. Tratar rápidamente las infecciones de oído.
  2. Aprovechar toda ocasión para hablar con el bebé o niño y animarle a imitar palabras o sonidos.
  3. Llevar a su niño con un especialista en trastornos del lenguaje sin demora si sospecha de algún trastorno o si el desarrollo del habla en el niño es anormal.

Intervención terapéutica: En casa, los papás pueden estimular el desarrollo lingüístico de sus hijos a través de la lectura de cuentos, de las canciones, de los juegos de palabras, del uso de un lenguaje adecuado a la edad del niño, etc. Pero si tu hijo presenta algún tipo de dificultad, lo mejor es acudir a un profesional para que los guíe. Los problemas en el habla o en la voz –el niño no pronuncia bien o tiene disfonía– son leves y tienen muy buen pronóstico. Los trastornos del lenguaje suelen necesitar un tratamiento más largo.

Te invitamos a ver este vídeo en donde te presentamos algunos ejercicios que te ayudaran a desarrollar en lenguaje en los niños



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada